martes, 14 de agosto de 2012

CONSEJOS PARA VIAJES EN AUTO Y TREN

Si van a hacer un largo viaje en automóvil, intentar evitar conducir si está en riesgo o si tiene el brazo o piernas afectados, y si eso no es posible, primero acomode el asiento antes de iniciar el viaje, y que los pedales y volante tengan la distancia adecuada. Procura parar cada 15-30 minutos y hacer movimientos suaves de rotación de la cabeza y estire los brazos, y abre y cierra las manos para fomentar la circulación. Igualmente para las piernas procura hacer paradas cada hora u hora y media, para estirar y camina unos metros, realizando flexiones de piernas suavemente.


Los viajes largo en coche, tren y autobús son peores para los linfedemas de miembros inferiores, y si es posible utilizar aire acondicionado para evitar sobrecalentamiento. Si viajan en el asiento trasero, elevar la extremidad afectada, y haga ejercicios periódicos. La modalidad de coche-cama para viajes largos en tren, es una opción interesante.


No olvidar las prendas de recambio y cremas hidratantes

(Esta información no pretende suplir las funciones de médico. Los pacientes deben consultar con su especialista antes de iniciarse en cualquier de los tratamientos expuestos, y debido a riesgos Los pacientes no deben tomar la iniciativa de tratarse por su propia cuenta)

Print this post