domingo, 7 de octubre de 2018

POR QUÉ EL MUNDO NO ESTÁ TRATANDO UNA ENFERMEDAD TRATABLE COMO EL LINFEDEMA/LINFOEDEMA - HACIENDO LA VISTA GORDA A LA ELEFANTIASIS



Millones de personas en todo el mundo sufren de una enfermedad debilitante, dolorosa y potencialmente mortal en sus estadios avanzados, denominada linfedema. Esta inflamación e hinchazón progresivo causa dolor, malestar, complicaciones cutáneas y en última instancia, deformidad severa y discapacidad, dejando a hombres, mujeres y niños en todo el mundo, sin poder trabajar, cuidar de su familia y llevar una vida normal.

Pero el descubrimiento hace seis décadas, de una terapia física para la reducción y el mantenimiento de esta enfermedad, parecía estar a punto de cambiarlo todo. No solo era un tratamiento económico, en comparación con los costosos fármacos necesario para muchas otras enfermedades crónicas, sino que también era un medio poderoso para devolver la calidad de vida a los pacientes. Con un promedio de tan solo dos semanas de terapia física intensiva y dos prendas de compresión al año, era posible reducir el volumen de la extremidad de esta enfermedad inflamatoria, e incluso retener su progresión hacia una discapacidad grave.

No se podía perder tiempo con respeto al linfedema crónico, reconociendo que las poblaciones con mayor riesgo de esta enfermedad, eran las que menos podían costear el tratamiento y tenía sentido, que las organizaciones internacionales de salud comenzaran de inmediato,  programas de terapia y distribuyendo prendas de compresión a los afectados. Ese debería haber sido el paso adelante para el tratamiento a nivel global de esta enfermedad, una terapia eficaz para un desenlace trágico pero completamente evitable, "la elefantiasis", también conocida como linfedema Grado-4. Es muy importante comprender que toda elefantiasis no reversible, comienza como un incipiente linfedema-Grado-1 reversible.

Si no se hubiese hecho la vista gorda, al tratamiento de una enfermedad trágica que ha plagado a la humanidad durante siglos. Ahora, 60 años después, la mayoría de las personas afectadas por linfedema en el mundo, tantas como 300 millones, derivan lentamente hacia Grado-4-elefantiasis, y permanentemente discapacitados. La presente situación es única en medicina, mientras la mayoría de las enfermedades crónicas reciben de por vida, la medicación y asistencia médica que necesitan, la mayor parte de pacientes que padecen linfedema son infratratados, o no reciben tratamiento alguno.


En resumen, la elefantiasis (Grado-4-linfedema) no es una condición clínica rara, pero se estancó y quedó debido a que la medicina y muchas políticas y sistemas nacionales de salud, han mirado hacia otro lado, la salida fácil para no financiar los servicios y prendas de compresión necesarias, para el tratamiento del linfedema, razón por la cual la Elefantiasis continúa persistiendo globalmente. Esto solo demuestra que el mundo ha fallado y continúa sin tratar una enfermedad tratable como el linfedema.


Referencias:
(Artículos en Inglés)

Cost of a lymphedema treatment mandate-10 years of experience in the Commonwealth of Virginia
Complete Decongestive Therapy Treatment for lymphedema and its relationship with Patients Psychological and Physical characteristics:
The Psycho-Social Impact of Lymphedema
Effective treatment of lymphedema of the extremities.
Conservative treatment of lymphoedema of the limbs.
The physical treatment of upper limb edema.
Lymphatic drainage of the upper limb. Substitution lymphatic pathways
Phlebolymphedema–A Common Underdiagnosed and Undertreated Problem in the Wound Care Clinic
Why aren’t we curing the world’s most curable diseases?
























 PINCHA SOBRE TEXTO 
PARA VER INFORMACIÓN SOBRE 
INCIDENCIA Y PREVALENCIA 
DEL LINFEDEMA

















CAMPAÑA DE LINFEDEMA



Para una concienciación global se está pidiendo a la 
OMS - ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD
que nombre: 
"LINFEDEMA - CONCIENCIACIÓN Y TRATAMIENTOS" 
como campaña para el Día Mundial de la Salud 



KATHY BATES
ACTRIZ DE UN OSCAR - EMBAJADORA DE LINFEDEMA



FIRMA LA PETICIÓN AQUI





Print this post